Acondicionador libre

En esta entrada os presento la solución para lucir unos cabellos brillantes, sedosos y con cuerpo.

pelo

Para mí el uso del acondicionador o suavizante siempre ha sido una necesidad básica, pues al tener el cabello tan rizado y largo no me quedaba otra alternativa que recurrir a él para desenredarme el pelo. La relación con mi melena era realmente desesperante, podía pasarme como media hora tratando de deslizar el peine de púas extra gruesas entre mis cabellos bañados en algún prometedor acondicionador, porque a mí eso de ponerme un poquito no me va, yo me ponía medio bote, a ver si así el sufrimiento era menor.

A raíz de mi investigación en la búsqueda del que hoy llamo champú libre, di con algunas alternativas a la función del acondicionador. Los resultados fueron mucho mejor de lo que me esperaba, no es algo que te dicen y luego no funciona. Esto funciona, yo lo uso en todos mis lavados desde hace ya cinco años, que es cuando dejé de usar cosmética convencional para crear la mía propia. A continuación os presento varias opciones, puedes escoger la que mejor te convenga. Yo uso una u otra dependiendo lo que me apetezca ese día, pero todas son buenas.

Acondicionador libre de limón

Ingredientes:

  • El zumo de medio limón
  • agua

Es súper sencillo. Consiste en exprimir medio limón, pasar el zumo por el colador, verterlo en un recipiente como podría ser un vaso y terminar de rellenarlo con agua calentita. Esta mezcla puedes repartirla por tus cabellos desde la raíz hasta las puntas, después de haberte lavado el cabello con champú de ortigas, champú libre o cualquier otro champú natural que uses. Al cabo de pocos segundos de masajearlo notarás como el cabello se torna suave y sedoso. Yo aprovecho este momento para desenredarme con el peine, no me lleva más de diez minutos. Y no me lo aclaro. Me lo dejo así porque el limón al entrar en contacto con los rayos del sol crea unos reflejos en mis cabellos que son de mi agrado. Si no queréis reflejos, simplemente aclara con agua tus cabellos después de haberlos masajeado un par de minutos con el acondicionador de limón y listo.

Acondicionador de limón

Por cierto, si tienes problemas tanto de grasa, como de caspa o de picores éste es tu acondicionador, ya que el limón tiene propiedades antifungícas y seborreguladoras que te pueden ayudar a controlar estos problemas.

Acondicionador de vinagre de manzana

Ingredientes:

  • vinagre de manzana
  • agua

acondicionadorvinagre

La manera de preparar este acondicionador es muy similar a la del limón, incluso más sencilla ya que no tienes que exprimir ni colar el zumo. Puedes verter un chorrito de vinagre de manzana en un vaso o cualquier otro recipiente y terminar de rellenarlo con agua calentita. Yo esto lo hago en el mismo momento de la ducha para que al repartir la mezcla por mis cabellos se encuentre a una temperatura agradable. Aquí puedes masajear tu pelo durante unos minutos y luego aclararlo. Y no te preocupes por el olor a vinagre, desaparece una vez que los cabellos se han secado.

El vinagre de manzana puedes adquirirlo en las tiendas comunes. Yo lo uso de preferencia ecológica, pero también he probado los convencionales del supermercado y dan un resultado muy bueno también. Es importante que el vinagre sea de manzana y no de otro tipo porque éste tiene un nivel de acidez más bajo. Otro tipo de vinagre con mayor acidez podría dañar tus cabellos.

Acondicionador de vinagre de manzana con aromáticas

Esta es tu opción si tu objetivo es el de tener unos cabellos con brillo y volumen. Pero si lo que necesitas es una ayuda para desenredar son mejores las dos opciones anteriores que también te proporcionan brillo y volumen.

Ingredientes:

  • vinagre de manzana
  • flores de lavanda o ramitas de romero
Acondicionador de vinagre con lavanda
Este es el acondicionador que tengo en el baño de mi casa.

Tomamos un tarro como el de la foto, lo llenamos hasta la mitad de flores de lavanda, por ejemplo. Y terminamos de rellenar el tarro con vinagre de manzana ecológico. Lo dejamos reposar a la sombra durante dos semanas para que el vinagre pueda impregnarse de la esencia de la planta. Pasadas las dos semanas puedes colar la mezcla, el acondicionador está listo para su uso. Con los cabellos húmedos tras el lavado habitual  viertes un poco de este líquido en la palma de tu mano y lo repartes por tus cabellos, puedes repetir la operación tantas veces como creas oportuno. En este caso no necesitas aclarado, el olor del vinagre desaparecerá tras el secado y solo quedará la fragancia de la lavanda o del romero.

Te animo a que lo pruebes y compartas aquí tu experiencia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Desnúdate

El autocuidado consciente de nuestro cuerpo

Coral Herrera Gómez Blog

El autocuidado consciente de nuestro cuerpo

Anna Salvia

El autocuidado consciente de nuestro cuerpo

El tesoro de Lilith

Un cuento sobre la sexualidad, el placer y el ciclo menstrual

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: